¿Quien es "El Pesquín"...?

Hace muchos años empecé a acudir al pedrero con mi padre en busca de pulpos, andaricas y otros manjares que la mar nos ofrecía. Un día le dije a mi padre que eramos pescadores, y él me dijo que no, que eramos PESQUINES. "¿Y cúal es la diferencia?" pregunté desde mi inocencia de niño de 7 u 8 años. "Los pescadores trabajan en la mar, necesitan pescar para ganar dinero, y tienen que hacerlo aunque no tengan ganas, o esté malo el tiempo. En cambio, los pesquines, vamos a la mar simplemente por afición, y no necesitamos coger peces para disfrutar y pasar un buen día de pesca. Podemos ir o quedarnos en casa si no nos apetece, elegir el tipo de pesca que preferimos practicar cada día, podemos soltar los peces cuando queramos porque no necesitamos venderlos para sacar el sueldo... ser pescador es un trabajo muy duro, pero ser un Pesquín es una suerte que te permitirá disfrutar siempre de la mar". Sirva esta reflexión como presentación y para anunciar lo que te encontrarás en este espacio, las reflexiones, relatos y comentarios de un "pesquin", ni más, ni menos...














lunes, 19 de mayo de 2014

20 años atras....

Hace unos 20 años me picó mi primera lubina grande pescando desde la playa. Lo recuerdo como si fuese ayer, la arrancada cuando se tragó el cebo, que era xorrón, el carrete soltando hilo, un combate de minutos con muchos nervios por mi parte, y finalmente cuando estaba cerca de la orilla, mi inexperiencia hizo que el desenlace fuese el esperado, rotura de aparejo y lubina que se va nadando cuando ya la estaba viendo.... ha llovido mucho desde aquel primer gran desengaño, pero por fin pude sacarme aquella vieja espina de juventud....
La noche del sábado, tras escuchar el partido por la radio y sabiendo que Neptuno estaría de fiesta, jejejeje, me fui a pescar un rato y como podéis ver en esta foto de arriba, la historia en este caso tuvo un final diferente, aunque las similitudes con lo que me ocurrió con aquella lubina perdida fueron muchas, y no sólo por el cebo, que fue casualmente el mismo, sino por todas las zancadillas que intentó ponerme este ejemplar para no terminar en la cesta (aunque no entraba ni de lejos, necesito una cesta más grande, jejejejeje...), mejor os cuento toda la historia desde el principio....
La foto de arriba es de la zona de las Catedrales, no la pesqué aquí, sino más cerca, por la zona de Navia, y como llegué ya oscureciendo ni hice fotos de la playa, pero pongo esta imagen porque la mar que había era muy parecida, oleaje reducido al mínimo posible... tras toda la semana soplando nordestes muy duros por Asturias, el sábado de noche el parte anunciaba que el aire iría a mucho menos y dejaría pescar, como así fue, pero claro, tanto aire de los días previos había calmado la mar y estaba muy muy clara, condiciones idóneas para tentar a las doradas.... pero yo tenía ganas de probar una playa que llevaba tiempo sin pisar, y cómo eran aún mareas vivas y bajaría bastante la marea, pues directamente "pasé" de jugármela con las doradas y aposté a algo más seguro como es intentar sentir en la caña algún sargo o furagañas y estar entretenido unas horas jugando con los peces.... de cebo llevé xorra de agua y xorrón grande de Villaviciosa, con una caña blandita para lanzar el xorrón más cerca y no destrozarlo con el lance, y otra caña un poco más dura para la xorra de agua, que permite mayores lances sin destrozarse tanto como el xorrón. No tardaron en sentirse las primeras picadas y salir las primeras furagañas del agua, como era de esperar, no daban la medida, así que les quitaba el anzuelo, del 3/0 y casi sin muerte, para dañarlas lo menos posible, y al agua de nuevo para crecer un poco más...
Un poco antes de medianoche la playa me empezó a enseñar su tesoro oculto.... un taro precioso que estaba saliendo por la izquierda de mi posición original y que permitía entrar a lanzar bastantes metros, alcanzando un buen calado por delante y siendo además zona de paso obligatoria para el pescado, vamos, un sitio donde si no te pica un pez, recoge y para casa, porque es un lance inmejorable.... así que cogí el carrito, cañas y demás trastos, e hice el traslado pertinente, perdería 10 minutos en la operación, pero después tendría un par de horas para pescar hasta que la marea volviera a echarme de allí y tuviera que retirarme otra vez a la zona seca de la playa... en el primer lance ya salió una furagaña algo mayor que las otras que había pinchado, pero que devolví igualmente, ya que no me las llevo de menos de 40 cm para casa... y al segundo lance, en la caña lanzada con xorrón, comenzó la fiesta y la locura de adrenalina....
La caña bien sujeta en el pincho dobla hasta el mango y el carrete empieza a soltar hilo y a cantar con ese sonido delicioso que aumenta las pulsaciones y te prepara para un momento de pesca especial.... cojo la caña y no tengo tiempo ni de clavarla bien, solo puedo aguantar la primera carrera y regular el freno para empezar a trabajar el pez, que ya veo por lo que dobla la caña (¡¡¡ y encima llevaba una caña bien blandita, telescópica de 450 y gama media...!!!!) que es bastante grande.... empiezo a maldecirme por estar usando anzuelos con poca muerte, por soltar otros peces sin hacerles mucho daño, ahora podía comprometer la captura de uno de los peces del año, pero bueno, si hacía las cosas bien, tal vez pudiese llevar la captura a buen termino, la caña podría ayudarme bastante ya que como no era muy dura, amortiguaba muy bien los tirones del pez y me permitiría aguantarle la tensión al sedal sin miedo de partirlo, o con menos miedo que con una caña más dura.... las primeras carreras me tenían perplejo, el pez arrancaba y nadaba 15 o 20 metros a toda velocidad, y de repente se paraba en seco y se quedaba quieto sin moverse un centímetro, parecía que estaba arronchado, y yo sólo podía rezar para que cada vez que se detenía fuera por capricho del pez, y no que hubiera una roca, una red o cualquier cosa en la playa que pudiera romperme el hilo y amargarme la noche.... en todo momento trataba de estar concentrado al máximo, de mantener la tensión de la linea pero sin apretar demasiado para que el propio anzuelo no hiciera demasiado ojal en la boca del pez y terminase soltándose, viendo el despliegue de poderío y las cabezadas que me iba pegando sin descanso, tenía el miedo de que el anzuelo estuviera sólo pinchado por la boca, como así fue finalmente, y como no le hacía daño como cuando se lo tragan bien adentro, de ahí tanta lucha como me estaba dando... poco a poco fui arrimando al pez a la orilla, aun quedaba lo más complicado, ponerlo en seco sin ayuda de las olas, que eran casi inexistentes.... recordé la lubina perdida 20 años atrás y los tres fallos que cometí entonces.... meterme al agua, alumbrar al pez con la linterna, y apretar el freno de más cuando la tenía ya a la vista... si se hace alguna de esas cosas, lo más posible es que el pez también te vea y entre en pánico, revolviéndose con todas sus fuerzas y es el momento donde más piezas grandes se pierden.... así que con el corazón muy caliente, pero la cabeza bien fría me mantuve trabajando al pez a unos 30 metros por detrás de la orilla, para que no notase mi presencia de ninguna manera, con la linterna apagada y sin tocar el freno.... por cuatro veces ví la silueta de un pez grande chapoteando en la orilla, casi ya sin agua, y las cuatro veces tuve que soltarle hilo de nuevo porque se daba la vuelta y volvía a nadar hacia las profundidades con las fuerzas que aún le quedaban.... al quinto intento el gran pez ya solo podía mover la cabeza y la cola un poco, y terminó rendida y tumbada de lado como un gigante, entonces me acerqué muy despacio y sólo cuando estaba a su lado, aún sin encender la linterna, pude darme cuenta de que se trataba de una lubina majestuosa, sin duda la que más problemas y dificultades me ha puesto durante su captura, sobre todo porque otras lubinas grandes que he pescado ha sido siempre con más mar, y las olas te ayudan mucho a varar en seco un pez grande si primero lo has cansado bien... la agarré por la boca y la puse por fin en la arena, tras 15 minutos de nervios, miedos y adrenalina a tope, pero esta vez, a diferencia de lo ocurrido hace 20 años, Neptuno pensó que había hecho las cosas bien y me regalo este fabuloso ejemplar de 85 cm de largo y una vitalidad y potencia extraordinarios.... tenía el anzuelo pinchado en la mandíbula inferior y ya tenía un ojal visible en la boca, si llego a perderle la tensión por un momento, casi seguro que se me hubiera soltado, menos mal que no había tomado demasiado café esa noche y pude mantenerme tranquilo para hacer las cosas bien, jejejejeje....
De la pesca, pues poco más que contar, hice unos lances más en el taro a ver si caía la pareja, pero sinceramente tenía ya un botín mucho mayor de lo que me esperaba y me dediqué más a relajarme y disfrutar del momento, y no necesitaba nada más porque tenía una "sobredosis" de sensaciones que tardaré días en olvidar, seguro.... ya en casa, esta vez fue mi pequeña Alba, gemela de Pablo a quien os presenté en la entrada anterior, quien se animó a posar para la foto, aunque no las tenía todas consigo al verse junto a un pez tan grande, juas juas juas.... espero que el relato os haya gustado y ánimo con ellas, que empiezan a dejarse ver ya por las playas y en cualquier momento puede cantar el carrete y salir un pez para recordar durante años.... un saludo y buena pesca....!!!!!

16 comentarios:

Gorka García Laza dijo...

Aupa Javi!!! Extraordinario trabajo con el blog transmitiendo grandes sensaciones con mucho gusto y tacto. Te felicito. Magnífico ejemplar el róbalo pero he quedado prendado de semejante princesa que posa con mirada angelical de sin las gafas de sol. Tras verla no he tenido por más que hacértelo saber ;-))) Un cordial saludo y a seguir con tan buen trabajo.

javipesquin dijo...

Gracias Gorka...!!! la princesita estaba recien levantada, sale luciendo pijama y parece estar diciendo con la mirada "... anda papi, termina pronto que tengo ganas de ir a ver los dibujos animados...", juas juas juas, a ver si dentro de unos pocos años ya puedo llevármela junto a su hermano a pescar y enseñarles a querer y respetar a la mar y todos sus habitantes.... un saludo y buena pesca...!!!!

Ivan Rivero dijo...

Bonito robalo, ya empieza la temporada de playas, eso si no fuí de noche porque había una luna y tras muchos blancos con luna decidí no ir más pero eso sí en la próxima oscurada, no me quedo en casa ya tengo ganas de ir a pescar a las playas o cantos, en busca de una reina solitaria, felicidades por la captura y por el temple para sacarla,ya que hay que tener la cabeza fría y pensar, que con tranquilidad se puede sacar. Un saludo.

Soto dijo...

Enhorabuena Javi !!!!
Precioso pez y que disfrute, da gusto.


Un saludo

Adri dijo...

Como ya te dije Javi, preciosa loba, y tras leer el relato mas preciosa aun... A seguir dándole caña que este año vas super bien. Un saludo. Adri

Fernando Astur dijo...

Enhorabuena Javi, por ese misil del calibre 85 y por ser el papá de esa niña tan guapa (aunque esto último, no solo es mérito tuyo…. Ja ja jaja.)
Un saludo amigo.

javipesquin dijo...

Gracias Rivero, la luna tardó en salir, hasta la una de la madrugada o por ahí no empezó a iluminar el cielo, y claramente se notó menos actividad despues de que salió, aunque tambien puede ser que yo ya no estuviera demasiado centrado en atender las cañas, bastante tenía con recoger las babas que me iban cayendo por la arena, juas juas juas.... un saludo y buena pesca...!!!

javipesquin dijo...

Gracias Soto, la verdad que el disfrute fue total, me hizo sudar tinta porque tenía pocos factores para ayudarme a lograrla, pero cuando se superan todas las dificultades siempre queda un mejor recuerdo... un saludo y buena pesca...!!!!

javipesquin dijo...

Gracias Adri, la racha de este año no la había tenido nunca, sacar en tan poco tiempo piezas tan guapas es algo que no creo que vuelva a pasarme, pero oye, que me quiten lo bailado y el disfrute de estas ultimas semanas...!!!! un saludo y buena pesca...!!!!

David Viturro Rios dijo...

precioso robalo,sl2 y noraboa

javipesquin dijo...

Gracias Fernando, a ver si en Agosto cuando vuelvas por Asturias pescamos unos cuantos misiles con escamas, aunque no sean así de grandes, que no deja de ser una loteria encontrarse con alguna, una lubina siempre es una pieza de primera, y tenemos zonas inmejorables casi al lado de casa.... un saludo y buena pesca...!!!

javipesquin dijo...

Gracias Vitu, lo mejor sin duda es el combate que me dió, tremendo, hacía tiempo que no pasaba tanto miedo con un pez al otro lado de la linea, juas juas juas, y reconozco que lograr ponerla en seco fue una suerte, pero que narices, alguna vez tenemos que ganar la partida los pescadores, no van a ser todo grandes roballos huidos, jajajajajaja.... un saludo y buena pesca...!!!!

Iñakitxu dijo...

Si señor Javi, buen relato y enhorabuena por la magnífica captura... Tiene que ser una experiencia increíble, difícil de olvidar, yo todavía no he tenido ese placer pero estoy seguro que algún día llegara y cuando suceda... Será la leche!!! Pues eso que muy guapo el relato y como dices a darles caña, que parece que arriman, un saludo amigo.

javipesquin dijo...

Gracias Iñakitxu, claro que terminará llegando tu momento, que Neptuno es generoso y acaba dando oportunidades a casi todos los pesquines, sobre todo a los que son buenos y devuelven a los peces "peques" a las guarderías de la mar, jejejejeje... ya verás como cuando menos te lo esperes, verás doblar la caña hasta casi tocar el suelo... recuerda, el carrete siempre flojo, para que el pez no se lleve el equipo en el primer tiron, jijijijiji...!!! un saludo y buena pesca...!!!!

Cesar dijo...

Enhorabuena Javi por ese lubinon y el relato, parece que lo vive uno según lo vas leyendo, je,je,.
SALUDOS.

javipesquin dijo...

Gracias César, la verdad que con el tiempo acabará convirtiéndose en un buen recuerdo más, seguro que uno de los mejores, pero ahora mismo todavía estoy flotando, lo reconozco, aún me dura el subidón, jajajajajaja.... un saludo y buena pesca...!!!

Etiquetas