¿Quien es "El Pesquín"...?

Hace muchos años empecé a acudir al pedrero con mi padre en busca de pulpos, andaricas y otros manjares que la mar nos ofrecía. Un día le dije a mi padre que eramos pescadores, y él me dijo que no, que eramos PESQUINES. "¿Y cúal es la diferencia?" pregunté desde mi inocencia de niño de 7 u 8 años. "Los pescadores trabajan en la mar, necesitan pescar para ganar dinero, y tienen que hacerlo aunque no tengan ganas, o esté malo el tiempo. En cambio, los pesquines, vamos a la mar simplemente por afición, y no necesitamos coger peces para disfrutar y pasar un buen día de pesca. Podemos ir o quedarnos en casa si no nos apetece, elegir el tipo de pesca que preferimos practicar cada día, podemos soltar los peces cuando queramos porque no necesitamos venderlos para sacar el sueldo... ser pescador es un trabajo muy duro, pero ser un Pesquín es una suerte que te permitirá disfrutar siempre de la mar". Sirva esta reflexión como presentación y para anunciar lo que te encontrarás en este espacio, las reflexiones, relatos y comentarios de un "pesquin", ni más, ni menos...














lunes, 22 de abril de 2013

Vaquero, no traigas un cuchillo para un duelo a pistola...

Reconozco que pescando al spinning soy bastante bruto. Me encanta buscar grandes rompientes y lanzar mis señuelos a los peores sitios, y para lograr buenas piezas en esas condiciones, no se puede andar con muchas sutilezas, si el robalo es bueno y hay muchas piedras cerca la única manera de lograrlo será apretando y manteniendo siempre el control del combate. Por eso utilizo para éstos menesteres una caña larga, de 4,20 metros, y con bastante acción, de 50 a 120 gramos, que tiene una gran reserva de potencia y permite dominar buenas piezas en las peores condiciones. Una buena "pistola", por seguir la metáfora con la que titulo esta entrada. Lo que no me esperaba es que ayer me iba a sorprender una lubina que estaba mejor armada que yo, y que me dejó totalmente desarmado ante tal demostración de fuerza.... pero empecemos la historia por el principio...
El domingo las condiciones para mojar los señuelos eran muy buenas. El nordeste de los días previos ya había formado olas y espumeros de viento de los que tanto les gustan a las lubinas, y además la marea baja coincidía al amanecer, con un coeficiente bajo que dejaría la calada que tenía en mente en condiciones ideales, con agua suficiente para mantener la rompiente y a la vez el calado justo para manejar los señuelos sin demasiado peligro de dejarlos en las rocas. Así que antes de las 6 de la mañana ya estaba montado en el coche, y a las 7 o algo antes, mis artificiales surcaban las olas en busca de las reinas de la espuma. Al cuarto o quinto lance, en una zona bastante limpia de piedras (como se veía mas bien poco, empecé lanzando en zonas seguras para no arriesgar demasiado el señuelo...) se produjo la primera picada. Era una buena lubina, no había duda, me dió mucho combate y me costó bastante dominarla, por suerte tenía a mi favor el equipo potente del que hablaba al principio, y que no picó en un sitio demasiado malo, así que tras unos cuantos arreones por su parte acabó a mis pies, era la primera pieza del día y aún no había amanecido, empezaba bien la jornada. Una lubina larga y muy delgada, se ve que pasó hambre este invierno, jajajajaja, de unos 70 o 75 cm y que en casa pesó 3,3 kilos, así da gusto empezar la jornada... 
La verdad que la calada presentaba un aspecto fabuloso, estaba seguro que esa lubina no sería la única, y también sabía que en cuanto el sol comenzase a subir por el horizonte las lubinas se volverían más dificiles de engañar porque el nordeste aclara las aguas y aunque la espuma pueda disimular el señuelo, cuanta menos luz haya, mejor para nuestros intereses. Así es que pocos lances despues, una nueva clavada y otro buen combate, la pieza era más pequeña que la anterior pero también se defendía dignamente, aunque enseguida terminó en la red junto a su compañera... otra lubina, también delgada, de algo menos de kilo y medio, perfecta para poner al horno con una buena guarnición....
Entonces comenzó el acto central de esta tragicomedia... ya había un poco más de luz y decidí comenzar a arriesgar un poco más en los lances, así que coloqué mi señuelo entre las dos piedras de la foto, unos 20 o 25 metros más allá... pensaba, ingenuo de mi, que si me picaba una lubina no tendría problemas en apretarla duro y traerla por la canal hasta que librase la zona peligrosa, y despues podría trabajarla sin problemas... a las dos o tres vueltas de manivela y mientras el señuelo aún estaba bien por largo, picada de las buenas y arrancada que no puedo parar. Aún con el freno bastante apretado, el twin power 5000, cargado de powerpro de 0,23 y con bajo de fluorocarbono de 0,43, soltaba hilo sin miramientos. La carrera duró poco, pero ya me dí cuenta que era un robalo de los muy buenos, se había parado (señal inequívoca de lubina grande, normalmente no tienen tanta vitalidad como los ejemplares de 3 - 4 kilos...) y poco a poco y aprovechando la potencia de la caña conseguí acercarlo unos metros, pero entonces vió la piedra de la derecha y volvió a arrancar hacia ella con todas sus fuerzas, y ahí se terminó todo. El bajo de linea no aguantó las afiladas aristas y definitivamente el gran robalo y yo nos separamos, él se quedó con mi señuelo, y yo con el hilo y la cara de poker que hay que poner en esos momentos. Sinceramente, creo que pocas veces me dolió tan poco perder un buen pez, pude disfrutarlo por unos instantes y sólo me quedó el mal cuerpo de que se llevase el señuelo, no por su valor, sino porque espero que no estuviera muy clavado y pueda librarse de él sin mayores daños, una lubina de ese porte y que demostró ser más lista que yo, se merece todos mis respetos y espero que siga navegando para poder encontrarnos en otro duelo... 
Decidí parar unos instantes para tranquilizarme y dejar reposar un poco la calada, y aproveché para reponer el aparejo, entre una cosa y otra, el sol ya comenzaba a iluminar con ganas y las opciones de conseguir alguna buena pieza más se reducían por momentos. Al rato vuelvo a las andadas a ver si suena la flauta y vuelve a picarme la misma lubina, y a los pocos lances, nueva picada, pero esta vez el combate no tenía nada que ver con los momentos anteriores...
Salía del agua la primera minilubina del día, como ya teníamos un poco de luz natural le hice esta foto antes de echarla al agua, no sin antes pedirle que cuando viera a su abuela, le dijese que me debía un señuelo y que otro día volvería a por ella para echar cuentas, jajajajajajaja.... continué lanzando y probando diferentes peces mientras el día iba clareando, y un rato más tarde, otra picada más, esta vez acompañada de saltos acrobáticos fuera del agua, seguro que ya sabeis de qué pez se trataba esta vez....
Un chínfano (Aguja) que volvió por el mismo camino que la lubineta de antes, estaba claro que el momento bueno del amanecer ya había pasado, y sólo una casualidad podría hacerme echar a tierra alguna otra buena pieza.... así que me dedique a probar unos nuevos vinilos a los que les tenía ganas, puse una bobina con monofilamento del 0,30 al carrete (ya que el agua estaba clara, a ver si así lograba disimular un poco el hilo...) y les hice unos cuantos lances, con alguna picada más pero falladas, o eran pequeñas o sólo les mordían un poco la cola y no se enganchaban... o también, que soy bastante inutil con los vinilos y no las clavo bien, jajajajajajaja....
Así fue transcurriendo la mañana, con algún remojón incluído (la rompiente es lo que tiene, que si vale para pescar, lo más facil es que acabemos mojándonos en algún momento...) y con el buen sabor de las dos lubinas que me llevaría para casa, pero con el recuerdo presente de la que se quedó entre las olas, por que será que las que se marchan siempre son las mejores...??? Lo único bueno de perder un pez, es que crea tanta o incluso más afición que lograrlo, y precisamente la dificultad de capturar buenas piezas es lo que hace su pesca tan apasionante...
Así que decidí recoger todo y dar por concluída la mañana, solo me quedaba retratar las dos lubinas del amanecer, que me habían picado entre ver y no ver y con las prisas por no perder el alba no tenían foto, y emprender la vuelta a casa para desayunar con la familia... espero que os haya gustado el relato, y recordad que si estos días veis una buena lubina con un "piercing" de un Montero de 16 cm color verde y plata, ella es la protagonista de esta historia, aunque no haya salido en la foto final.... un saludo y buena pesca...!!!!!

14 comentarios:

manupro dijo...

una gran jornada de las que crean aun mas afición, con buenas capturas y demás picadas , una pena lo del róbalo, pero son cosas que pasan y aun así , tuviste el placer de sentir esa lucha con un buen pez.para otra vez sera. un saludo

javipesquin dijo...

Gracias Manu, la lubina gorda espero que no se hiciera mucha pupa con el señuelo y pueda seguir nadando, así podrá dar otro gran momento al pesquín que vuelva a engancharla... lo peor de la jornada, es cuando suena el despertador a las 5:30 y la mujer te llama chiflado por levantarte un domingo a esas horas, jajajajajaja, pero que le vamos a hacer, somos yonkis de la pesca y cada día estaremos más enganchados a este vicio... un saludo y buena pesca...!!!!

Alfonso Caso Llano dijo...

Buen relato, una pena la grande, pero hiciste una gran jornada. Felicidades y suerte.

javipesquin dijo...

Gracias Alfonso, las grandes siempre son las más dificiles, y como piquen en un sitio algo complicado, tienen todas las bazas para ganarte la partida, pero siempre es una alegría sentir ese poderío al otro lado de la linea, aunque esta vez no quisiera acompañarme a casa, juas juas juas, un saludo y buena pesca...!!!

emilio dijo...

que buena pinta y color, se os dio bien e . dias asi son los que prestan y llaman a regresar.
mucha suerte para la próxima.
respecto a lo de perder totalmente de acuerdo yo creo también que crean mas afición, perooo como jodee e jejeje
un fuerte abrazo

Ricardo Gonzalez dijo...

Hola Javi bonito domingo amigo, ya van entrando los tablones, siempre en los peores sitios y a los señuelos mas baratos jajaajajajaja, yo uso esas cañas potentes para pescar en alturas pero para el pedrero se pierde mucha de la emocion de la pelea con las presas, cuando pesco alguna con la Lesaht 28-110 gr y con el Saltiga las pobres parecen que vienen haciendo esqui acuatico jajajajaja, a seguir madrugando que esto del spinning es lo que tiene, enhorabuena por un domingo hermoso como el que pasaste conozco bien la sensacion y la semana de trabajo se hace mas liviana despues de un finde asi de guapo...

javipesquin dijo...

Gracias Emilio, cada vez me da más pereza levantarme a esas horas para pillar el alba, pero cuando coges un buen día bienvenido sea el madrugón, jajajajaja, y la lloba que se fue... ya volverá, estoy seguro, a ver si la proxima vez tengo la suerte de mi lado en el lance.... un saludo y buena pesca...!!!!

javipesquin dijo...

Gracias Ricardo, como bien dices, no hay mejor manera de terminar la semana (o de empezarla, segun se mire...) que con un buen día de pesca cargado de sensaciones y momentos para el recuerdo, la verdad es que estuve tentado a ir a pescar de noche a la ría, pero finalmente como se anunciaba mucho frío me quedé en casa y como el parte era bastante bueno para el alba, pues a madrugar un poco, esta vez me salió bien la jugada y pese al "escapini" del tablón, al menos pude llevar un par de peces decentes para casa... un saludo y buena pesca...!!!!

Guiller dijo...

Hola Javi!!
Vaya sesión de spinning! Intensa a tope!!!
Que pena no haber logrado esa pieza aunque fuera un instante en tus manos y dejarla libre por su buena lucha. Haber si la encuentro para quitarle el señuelo de la boca, ja,ja!
Que siga la racha y un saludo amigo.

Javier Saldaña dijo...

Grande Javi .Que fino que saliste.Dominas muchos artes de pesca.
Perdiste tablon pero como bien dices ganaste en aficion.
Saludos compañero.

javipesquin dijo...

Gracias Guiller, tienes razón en lo de que el spinning, cuando se tienen picadas, es una pesca de gran intensidad, y más si se quiere aprovechar el amanecer antes de que aclare del todo el día. Por otra parte, si te encuentras la lubina con mi señuelo colgando, me darías una alegria al saber que escapó sin mayores daños, cada vez que se me marcha un pez con el anzuelo o el señuelo me queda muy mal cuerpo pensando que puede hacerle "pupa" o incluso matarlo, me jode (con perdon...) mucho matar peces que no voy a comerme... un saludo y buena pesca...!!!!

javipesquin dijo...

Gracias Javi por tus elogios, aunque exageras, no creo que domine aún ninguna técnica y menos el spinning, el único merito que puedo tener es conocer muchas caladas y tener una idea más o menos aproximada de las condiciones que tienen que buscarse para tener alguna opción, seguro que hay muchos pesquines mas finos que yo y que si estamos pescando en igualdad de condiciones, me darían cera sin ningún problema, eso si, afición que no falte, a eso seguro que no me gana casi nadie, jajajajaja.... un saludo y buena pesca...!!!!!

congrios dijo...

una jornada de `pesca cojonuda.asi si que presta madrugar.enorabuena .salu2

javipesquin dijo...

Gracias congrios, lo de madrugar siempre es buena cosa, al menos para la pesca, da lo mismo que sea para spinning, para la boya o para la playa, el amanecer siempre es muy buen momento y es dificil irse de vacio si las condiciones son medio buenas... un saludo y buena pesca...!!!!

Etiquetas